Recomendaciones para el manejo del estreñimiento

Introducción

Todos alguna vez hemos tenido uno, dos, tres y hasta cuatro días con estreñimiento o constipación, es por eso que escribo este blog para que todos sepamos cómo enfrentarnos a este problema. Es muy importante diferenciar el estreñimiento del síndrome colon irritable, donde el segundo se asocia con alivio de dolor abdominal posterior a la deposición y el primero no presenta dolor como característica importante.

Definiciones: Habito intestinal normal y estreñimiento

Empezaremos definiendo el hábito intestinal normal como una frecuencia de 3 deposiciones por semana, sin esfuerzo defecatorio, indoloras y con sensación de desocupación completa. Por otra parte el estreñimiento se considera como la dificultad que se presenta durante la defecación (como mínimo en 1 de cada 4 deposiciones) la cual puede presentarse como dolor, necesidad de esfuerzo defecatorio, presencia de heces caprinas o duras, necesidad de usar maniobras manuales para la desocupación completa de la región rectal, todo esto asociado a menos de 3 deposiciones por semana. Además puede asociarse a otros síntomas como plenitud postprandial (sensación de llenura después de comer), náuseas y flatulencias. Esta enfermedad es más frecuente en las mujeres, en las personas mayores de 65 años y en aquellos que no realiza ejercicio o sufre de depresión.

Causas de estreñimiento

En la actualidad se conocen múltiples causas de estreñimiento entre ellas el hipotiroidismo, diabetes mellitus, consumo de medicamentos, entre otras. Sin embargo, el más frecuente es la constipación primaria que puede ser debida a un tránsito intestinal lento y/o una serie de factores en el estilo de vida que más adelante diremos cómo mejorarlos.

Reconociendo el estreñimiento

Para poder hacer un diagnóstico adecuado de la enfermedad se recomienda que las personas con constipación realicen un diario de síntomas con el objetivo de facilitarle al médico tratante una adecuada descripción de la constipación, así como una identificación adecuada de las posibles causas del estreñimiento por parte del paciente, el diario debe incluir:

¿Cuándo empezó el estreñimiento?
¿Ha observado recientemente un cambio en el hábito defecatorio?
¿Presenta ausencia de deseo defecatorio o esfuerzo excesivo para defecar?
¿Cada cuánto realiza deposiciones?¿Como son las deposiciones? (Mirar la tabla de consistencia de las deposiciones).
¿Tiene la sensación de haber desocupado el intestino completamente?
¿Tiene dolor coincidiendo con las deposiciones?(lo que nos haría sospechar de un síndrome de colon irritable)

Además debe anotarse el número de ingestas alimentarias por día, las horas de las ingestas, la cantidad de líquidos consumidos por día y si hay consumo de laxantes anotar cuales.

Signos de alarma

Una vez caracterizada la enfermedad adecuadamente se deben identificar los llamados signos de alarma los que podrían hacer sospechar al médico acerca de un conjunto de enfermedades peligrosas para la persona, por lo que sí se evidencia alguno de los siguientes debe asistir a consulta lo más pronto posible.

SIGNOS DE ALARMA
Pérdida de peso inexplicable (la persona debería pesarse en una misma báscula múltiples veces a lo largo del tiempo y anotar el peso en el diario si sospecha pérdida de peso).
Presencia de sangre en las deposiciones así como deposiciones negras.
Antecedente de familiar de cáncer de colon
Inicio de estreñimiento después de los 50 años.
Presencia de anemia.

Recomendaciones

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, podemos pasar a dar las recomendaciones que pueden mejorar los síntomas estreñimiento y que se pueden realizar en la casa, siempre y cuando no exista ningún signo de alarma:

Realizar ejercicio regularmente aeróbico y/o anaeróbico, incluyendo ejercicios que fortalezcan la pared abdominal y según la capacidad de la persona.
Consumo de alimentos altos en fibras como la papaya, pitaya, sábila, kiwi, ciruelas y legumbres (puede aumentar el número de flatulencias).
Consumo de agua aproximadamente 1.5 a 2 litros por día.
Crear una costumbre u horario de defecación, se recomienda después del desayuno.
No reprimir el deseo de defecación (para aquellas per-sonas que se aguantan las ganas de ir al baño).
Corregir posición en el momento de la defecación (se puede colocar un objeto que eleve ligeramente la planta de los pies).

Conclusiones

En caso de que no se presente ninguna mejoría con las recomendaciones arriba sugeridas o en caso de presentar cualquiera de los signos de alarma estipulados, la persona debe presentarse a su médico tratante con el diario de síntomas, sin abandonar las recomendaciones dadas.

Si te ha resultado útil este blog déjanos un comentario y síguenos en nuestro Instagram @dr.kangrejo

Bibilografía

Mearin Fermín ,Balboa Agustín, Montoro Miguel A. Estreñimiento. Instituto de Trastornos Funcionales y Motores Digestivos Servicio de Apa-rato Digestivo. Centro Médico Teknon. España. Pp 147-160.2012
Lindberg, G., Hamid, S., Malfertheiner, P., Thomsen, O., Fernandez, L. B., Garisch, J., … & Wong, B. (2010). Constipation: a global perspec-tive. World Gastroenterology Organisation Global Guidelines, 11
Calvo, M. D. M. P. (2016). Estreñimiento en adultos. Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica, 73(620), 611-615.
Portalatin, M., & Winstead, N. (2012). Medical management of constipation. Clinics in colon and rectal surgery, 25(01), 012-019.
Tack, J., Müller‐Lissner, S., Stanghellini, V., Boeckxstaens, G., Kamm, M. A., Simren, M., … & Fried, M. (2011). Diagnosis and treatment of chronic constipation–a European perspective. Neurogastroenterology & Motility, 23(8), 697-710.

Leave a Comment

Your email address will not be published.